El mejor analgésico de venta libre para cualquier dolor

0
1
El mejor analgésico de venta libre para cualquier dolor
Siempre es una buena idea consultar a tu médico antes de tomar AINEs.

Lo único más doloroso que un dolor de cabeza mortal o unos calambres que no cesan, es la interminable variedad de remedios de venta libre que elegir: ¿cuál es el mejor analgésico de venta libre para cualquier dolor? Ir a la farmacia en busca de un analgésico adecuado puede ser un asunto complicado, pero no te preocupes, aquí te explicamos cómo encontrarlo.

El mejor analgésico de venta libre para cualquier dolor

Paracetamol (Tylenol)

El paracetamol es más conocido por aliviar los dolores de cabeza, los dolores leves y la fiebre. Sin embargo, no es un agente antiinflamatorio, por lo que no reduce la hinchazón y la inflamación. Aunque es más fácil para el estómago que otros analgésicos de venta libre, en dosis muy altas (piensa en una dosis muy grande o en dosis superiores a las recomendadas durante varios días) puede provocar una insuficiencia hepática aguda.

Tomar una copa mientras se toma paracetamol también puede provocar toxicidad hepática. Pero normalmente no hay nada de qué preocuparse, siempre y cuando se sigan las instrucciones y se evite el alcohol.

Analgesicos de venta libre
El paracetamol se utiliza clásicamente para la fiebre.

Aspirina (Bayer)

La aspirina se utiliza normalmente para los dolores leves o moderados (dolores de cabeza, tirones musculares) y también es un antiinflamatorio. Forma parte de la familia de los AINE, que actúan bloqueando la producción de prostaglandinas por parte de ciertas enzimas del organismo, una sustancia similar a una hormona que (entre sus muchas virtudes) alerta del dolor al irritar las terminaciones nerviosas y desencadenar la inflamación. Menos prostaglandinas significa menos dolor e inflamación.

A diferencia de otros AINE, la aspirina se considera cardioprotectora en pacientes con ciertos factores de riesgo al actuar como anticoagulante. Eso se traduce en menor probabilidad de sufrir un ataque al corazón o un ictus. Sin embargo, el uso habitual de AINE puede provocar importantes efectos secundarios, como gastritis, úlcera péptica y daños renales.

Las prostaglandinas también se utilizan para proteger el revestimiento del estómago y ayudar a mantener la función renal, por lo que al suprimirlas para aplacar el dolor, se acaba cambiando un problema por otro.

Ibuprofeno (Advil/Motrin) y naproxeno (Aleve)

El ibuprofeno y el naproxeno también forman parte del equipo de los AINE. Estos analgésicos son famosos por acabar con los dolores menstruales y son excelentes para tratar el dolor articular, muscular y el desgaste diario. Ambas opciones son más fuertes que la aspirina y el naproxeno es el analgésico más potente que se puede adquirir actualmente sin receta.

Pero una dosis más fuerte conlleva un mayor riesgo de efectos secundarios. Si tienes un historial de problemas gastrointestinales o renales, deberías evitar por completo esta clase de medicamentos. Los AINE tampoco deben mezclarse con alcohol.

Siempre es una buena idea consultar a tu médico antes de tomar AINEs como precaución de seguridad, especialmente si estás embarazada, tienes alergias o estás tomando otros medicamentos.

¿Qué analgésico tomar para aliviar el dolor?

A continuación, te ofrecemos un desglose de la mejor pastilla que puedes tomar según el tipo de dolor.

Dolor articular, de espalda o muscular

Toma: ibuprofeno o naproxeno.

Debido a su efecto antiinflamatorio, los AINE se recomiendan normalmente para el dolor agudo, por ejemplo, de una lesión reciente o de un uso excesivo. La cantidad que hay que tomar depende de la inflamación y del tipo de problema que se produzca.

Cuando el naproxeno se vende sin receta como Aleve, la dosis normal es de 220 mg. Si tienes dolor o fiebre, un Aleve debería bastar, cualquier cosa más que eso -como la gota o la artritis- puede necesitar dosis más altas según las indicaciones de un médico.

Esto se debe a que el efecto antiinflamatorio completo no se produce a menos que se tomen dosis de unos 500 mg de naproxeno (o 600 mg de ibuprofeno) cada vez. A dosis bajas, sigues recibiendo un efecto antiinflamatorio, pero no tanto.

Sigue siempre las instrucciones de dosificación del frasco, a menos que el médico diga lo contrario. En caso de dolor severo o continuo que implique hinchazón, como la artritis, debes consultar a tu médico, especialmente si tu dolor articular se asocia con calor, enrojecimiento o hinchazón, lo que podría significar una infección que necesita tratamiento urgente.

Fiebre

Toma: Acetaminofén.

El paracetamol se utiliza clásicamente para la fiebre. Los AINE tienen el mismo efecto, pero el paracetamol tiene menos probabilidades de causar problemas de estómago. Una advertencia: ten cuidado al tomarlo si también estás tomando medicamentos de venta libre para el resfriado y la gripe. Estos suelen contener acetaminofén, así que si estás tomando dosis máximas de acetaminofén y medicamentos para el resfriado, podrías estar excediéndote y arriesgarte a sufrir daños en el hígado.

Calambres menstruales

Toma: Ibuprofeno o naproxeno.

La principal causa de los calambres menstruales es la liberación de prostaglandinas, que hace que el útero se contraiga. Para las mujeres con un dolor menstrual importante y que tienen períodos predecibles, se recomienda empezar a tomar ibuprofeno o naproxeno uno o dos días antes de que empiece el período.

Dolor de cabeza

Toma: paracetamol o aspirina.

Cuando se trata de qué analgésico funciona mejor para los dolores de cabeza, es algo individual; básicamente, usa el medicamento que te alivie mejor. Pero ten en cuenta que sólo son útiles si se usan como máximo unas pocas veces a la semana. Si tomas estos medicamentos más que eso, puede (irónicamente) conducir a un dolor de cabeza por exceso de medicación, que sólo desaparece cuando dejas de tomarlos.

Migraña

Toma: paracetamol y aspirina.

Las migrañas pueden ser mucho más difíciles de tratar que las cefaleas tensionales. Si te preocupa que el dolor de cabeza que tienes sea una migraña y no responde bien a las opciones de venta libre, hay muchos medicamentos con receta que pueden ayudar a tratar y prevenirlas. Atendiendo esta explicación, ya sabrás cuál es el mejor analgésico de venta libre para cualquier dolor.

Medicamentos sin receta

Los dos principales medicamentos para tratar el dolor son los AINE (fármacos antiinflamatorios no esteroideos) y el acetaminofén, cada uno implica sus riesgos, como se explica en este video.

 

Valora este Articulo:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
 

Deja un comentario