Utilizar la copa menstrual ¿es normal?

0
1
Las copas menstruales reutilizables deben lavarse y limpiarse minuciosamente antes de volver a introducirlas.

La copa menstrual es un tipo de producto de higiene femenina reutilizable. Es una copa pequeña y flexible con forma de embudo, hecha de goma o silicona, que se introduce en la vagina para recoger el flujo menstrual. Pueden retener más sangre que otros métodos, por lo que muchas mujeres las utilizan como alternativa ecológica a los tampones. Y dependiendo de tu flujo, puedes llevar una copa hasta 12 horas.

Las marcas disponibles de copas reutilizables son Keeper Cup, Moon Cup, Lunette Menstrual Cup, DivaCup, Lena Cup y Lily Cup. También hay algunas copas menstruales desechables en el mercado, como la Instead Softcup.

Cómo utilizar una copa menstrual

Si estás interesada en utilizar una copa menstrual, habla con tu ginecólogo. Aunque puedes comprar cualquiera de las marcas por Internet o en la mayoría de las tiendas, primero tendrás que averiguar qué tamaño necesitas. La mayoría de las marcas de copas menstruales venden versiones pequeñas y grandes.

Para averiguar el tamaño de copa menstrual adecuado, debes tener en cuenta:

  • Tu edad.
  • La longitud del cuello del útero.
  • Si tienes o no un flujo abundante.
  • La firmeza y flexibilidad de la copa.
  • La capacidad de la copa.
  • La fuerza de los músculos del suelo pélvico.
  • Si has dado a luz por vía vaginal.

Las copas menstruales más pequeñas se suelen recomendar a las mujeres menores de 30 años que no han dado a luz por vía vaginal. Los tamaños más grandes se suelen recomendar a las mujeres de más de 30 años, que han dado a luz por vía vaginal o que tienen una menstruación más abundante.

copa menstrual reutilizable
La mayoría de las marcas venden versiones pequeñas y grandes.

Antes de colocarte la copa menstrual

Cuando utilices la copa menstrual por primera vez, puede resultar incómodo. Pero «engrasar» la copa puede ayudar a que el proceso sea más sencillo. Antes de colocártela, lubrica el borde con agua o con un lubricante a base de agua. Una copa menstrual húmeda es mucho más fácil de introducir.

Cómo colocar la copa menstrual

Si puedes ponerte un tampón, debería resultarte relativamente fácil introducir una copa menstrual. Sólo tienes que seguir estos pasos:

  • Lávate bien las manos.
  • Aplica agua o un lubricante a base de agua en el borde de la copa.
  • Dobla la copa menstrual por la mitad, sujetándola con una mano con el borde hacia arriba.
  • Introduce la copa, con el borde hacia arriba, en la vagina como si fuera un tampón sin aplicador. Debe quedar unos centímetros por debajo del cuello del útero.
  • Una vez que la copa esté en la vagina, gírala. Se abrirá para crear un sello hermético que impide las fugas.

No deberías sentir la copa menstrual si la has introducido correctamente. También deberías poder moverte, saltar, sentarte, estar de pie y realizar otras actividades cotidianas sin que la copa se caiga. Si tienes problemas para colocártela, habla con tu médico.

Cuándo debes quitarte la copa menstrual

Puedes llevar la copa menstrual de 6 a 12 horas, dependiendo de si tienes un flujo abundante o no. Esto significa que puedes utilizar la copa para protegerte durante la noche. Siempre debes retirar la copa menstrual antes de las 12 horas. Si se llena antes de ese momento, tendrás que vaciarla antes de lo previsto para evitar fugas.

Cómo extraer la copa menstrual

Para extraer la copa menstrual, sólo tienes que seguir estos pasos:

  • Lávate bien las manos.
  • Coloca el dedo índice y el pulgar en la vagina. Tira suavemente del tallo de la copa hasta llegar a la base.
  • Pellizca la base para liberar el sello y tira hacia abajo para extraer la copa.
  • Una vez fuera, vacía la copa en el lavabo o el inodoro.

Cuidados

Las copas menstruales reutilizables deben lavarse y limpiarse antes de volver a introducirlas en la vagina. Deben vaciarse al menos dos veces al día. Las que son reutilizables son duraderas y pueden durar entre 6 meses y 10 años con los cuidados adecuados. Tira las copas desechables después de retirarlas.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar copas menstruales?

Muchas mujeres optan por utilizar las copas menstruales porque:

Son económicas

La copa menstrual reutilizable se paga una sola vez, a diferencia de los tampones o las compresas, que hay que comprar continuamente y pueden costar más de 100 dólares al año.

Son más seguras

Como recogen la sangre en lugar de absorberla, no corres el riesgo de contraer el síndrome de shock tóxico (SST), una rara infección bacteriana asociada al uso de tampones.

Retienen más sangre

Una copa menstrual puede retener de una a dos onzas de flujo menstrual. Los tampones, en cambio, sólo pueden contener un tercio de onza.

Son ecológicas

Las copas menstruales reutilizables pueden durar mucho tiempo, lo que significa que no estás aportando más residuos al medio ambiente.

Puedes tener relaciones sexuales

La mayoría de las copas reutilizables deben extraerse antes de mantener relaciones sexuales, pero las desechables blandas pueden permanecer dentro mientras se mantienen relaciones íntimas. No sólo tu pareja no sentirá la copa, sino que tampoco tendrás que preocuparte por las fugas.

Puedes usar una copa con un DIU

Algunas empresas afirman que la copa menstrual podría desalojar un DIU, pero un estudio de 2012 desmintió esa creencia. No obstante, si te preocupa, consulta a tu médico sobre el uso de la copa menstrual.

Cómo se usa la copa menstrual

Para saber cómo utilizar una copa menstrual, échale un vistazo al siguiente video.

Valora este Articulo:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
 

Deja un comentario