7 datos interesantes sobre el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas

0
1
síndrome de Alicia en el País de las Maravillas
Hay algo que ocurre en la fisiología de la migraña o en otra condición subyacente que desencadena estos fenómenos perceptivos.

Si no sabes lo que es el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas (AIWS), no es de extrañar: este trastorno neurológico es tan raro que algunos neurólogos -incluso los especializados en las enfermedades a las que suele acompañar, como la migraña y la epilepsia- pueden ver a pacientes durante décadas y no encontrarse nunca con él.

Las personas con el síndrome tienen episodios en los que los objetos e incluso partes de su propio cuerpo pueden parecer mucho más pequeños o mucho más grandes de lo que realmente son. El síndrome de Alicia en el País de las Maravillas se describió por primera vez en 1952 y recibió su nombre en 1955 por John Todd, un psiquiatra inglés.

La afección se da sobre todo en niños, aunque esto puede deberse, al menos en parte, a la falta de voluntad de los adultos para describir las distorsiones que ven, explica la doctora Annette Grefe, neuróloga pediátrica. «Esto es una conjetura, pero algunos adultos pueden tener miedo de que la gente piense que están un poco locos, porque lo que experimentan suena como una alucinación», explicó.

¿Cómo es el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas?

Como dijo la propia Alicia en el libro Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas, publicado en 1865: «¡Esto se vuelve cada vez más curioso!». A continuación detallaremos cómo es el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas, su diagnóstico y tratamiento.

1. Las cosas parecen mucho más grandes o mucho más pequeñas de lo que realmente son

Las personas que padecen el síndrome de Alicia de las Maravillas dicen percibir cambios en su entorno. Normalmente, un ataque incluye micropsia (los objetos parecen pequeños), o macropsia, (las cosas parecen más grandes de lo que realmente son).

En algunos casos, no es sólo un objeto externo el que parece cambiar de tamaño; las personas que experimentan el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas pueden percibir las partes de su propio cuerpo de forma distorsionada, ya sea mucho más grandes o mucho más pequeñas.

Estos episodios pueden durar minutos y a veces más -no es rápido- o es algo de dos segundos en el que te frotas los ojos y todo está mejor», comentan los expertos. Es comprensible que las personas puedan tener cierta ansiedad y miedo sobre la causa de estas percepciones, especialmente cuando experimentan el AIWS por primera vez. Para las personas que siguen teniendo episodios, con el tiempo puede ser más desconcertante que aterrador, pero depende de la personalidad del individuo.

2. El propio Lewis Carroll podría haber tenido AIWS

Lewis Carroll (seudónimo de Charles Lutwidge Dodgson) fue el autor de Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas, y es posible que se viera influenciado por su propia experiencia de migraña al escribir el libro.

En el libro, Alicia encuentra una botella con la etiqueta «Bébeme», y cuando lo hace, se encoge hasta medir menos de 30 centímetros. Casi inmediatamente después, consume un pastel que la hace crecer mucho, hasta que su cabeza toca el techo.

Resulta que el autor Lewis Carroll probablemente tenía migraña, basándose en algunas de las anotaciones de su diario. Se ha especulado que él mismo pudo haber experimentado el síndrome y eso es parte del origen de algunas de esas inusuales historias.

3. Los expertos no están seguros de qué lo causa

No se sabe exactamente qué ocurre para que la gente vea los objetos más grandes o más pequeños de lo que realmente son. Hay algunas teorías que tienen sentido desde el punto de vista anatómico. Cuando el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas acompaña a la migraña, puede tener su origen en la parte parieto-occipital del cerebro.

La zona parietal tiene que ver con la percepción del cuerpo y la percepción del espacio, y la zona occipital tiene que ver con la visión. Cuando el AIWS está relacionado con la epilepsia, parece que se origina en el lóbulo frontal, pero todavía hay mucho que aprender al respecto.

sindrome neurologico
El tratamiento depende de lo que esté causando la alteración visual.

4. El AIWS es raro pero puede estar infradiagnosticado

El síndrome es tan raro que muchos expertos podrían no encontrarlo nunca en su carrera. Pero, aunque los expertos coinciden en que es raro, no se conoce la prevalencia global. Hasta la fecha, no se han realizado estudios epidemiológicos que muestren lo común que es el AIWS en la población.

Y tampoco existe una forma universalmente aceptada para diagnosticar el síndrome, según una revisión publicada en junio de 2016 en Neurology Clinical Practice. Dos personas podrían presentar los mismos síntomas y una podría obtener un diagnóstico de AIWS y otra no.

La falta de diagnóstico también puede deberse a que a algunas personas no les gusta hablar de sus síntomas; pueden temer que la gente piense que están alucinando o que tienen una enfermedad mental.

5. Puede ser parte del aura en un ataque de migraña

Aunque el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas es muy poco frecuente, cuando se informa de él, suele estar asociado a la migraña. Lo más típico es que ocurra como parte del aura, pero también puede ocurrir durante el dolor de cabeza.

Y al igual que otras experiencias de aura migrañosa, los cambios de percepción que provoca el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas pueden producirse sin que haya ningún dolor de cabeza. Cuando una persona tiene un episodio de migraña sin dolor de cabeza, se denomina «aura típica sin dolor de cabeza» o, a veces, migraña «silenciosa».

6. Puede estar relacionado con la epilepsia, las infecciones y otros trastornos cerebrales

Hay otras afecciones, además de la migraña, asociadas al síndrome de Alicia en el País de las Maravillas. Entre ellas se encuentra la epilepsia temporal, así como ciertos tipos de infecciones: infecciones víricas, como la mononucleosis o la gripe.

La mononucleosis, o mononucleosis infecciosa, suele estar causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), un tipo de herpesvirus y uno de los virus humanos más comunes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

La mayoría de las personas lo contraen en algún momento de su vida. En casos raros, el VEB puede provocar complicaciones como la encefalitis (inflamación del cerebro), que suele ser la causa de la AIWS en los niños.

En raras ocasiones, el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas es un signo de accidente cerebrovascular o de tumor cerebral. Eso es muy raro y normalmente se presentan muchos otros síntomas además de los síntomas visuales.

El síndrome de Alicia en el País de las Maravillas también puede estar causado por ciertas drogas, como el LSD u otros alucinógenos. Y, definitivamente, hay trastornos psiquiátricos en los que ese tipo de percepciones erróneas son parte de los síntomas.

7. El tratamiento implica tratar la condición subyacente

Aunque ninguna organización médica ha emitido directrices estandarizadas sobre el diagnóstico del AIWS, se recomienda encarecidamente que, cuando una persona tiene síntomas del trastorno, se investiguen las diversas causas potenciales subyacentes con análisis de sangre, EEG (electroencefalograma) y resonancia magnética cerebral.

Un EEG detecta cambios en la actividad cerebral y puede utilizarse para diagnosticar la epilepsia y otros trastornos convulsivos. Las resonancias magnéticas pueden ayudar a diagnosticar afecciones como tumores, infecciones, inflamaciones o daños causados por una lesión o un accidente cerebrovascular.

Valora este Articulo:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
 

Deja un comentario