Las bebidas energéticas afectan el corazón: ¿Es normal sentir taquicardia?

0
1
Las pruebas de que las bebidas energéticas "mejoran el rendimiento" son contradictorias.

Pueden ser los peligrosos cambios en los latidos y la presión arterial los que lleven a algunos consumidores de bebidas energéticas a la sala de urgencias, según los resultados de un ensayo clínico que analizó sus efectos a corto plazo. Por ello, muchos aún se preguntan si las bebidas energéticas afectan el corazón.

El estudio fue publicado por la Asociación Americana del Corazón y sugiere que cualquier persona con presión arterial alta o trastornos del ritmo cardíaco debe tener cuidado al consumir bebidas energéticas. Este estudio, llevado a cabo en la Universidad del Pacífico en Stockton (California), exploró los problemas de salud conocidos asociados a las bebidas energéticas.

Alteraciones

Las bebidas energéticas -que contienen una mezcla de cafeína y otros ingredientes que aumentan la energía- se han relacionado con una serie de problemas de salud, como el ritmo cardíaco anormal, el ataque cardíaco y el paro cardíaco repentino.

Solo en 2011, las bebidas energéticas causaron más de 20.000 visitas al hospital y más de 34 decesos. Sin embargo, no está del todo claro cómo las bebidas energéticas provocan el aumento de los riesgos para la salud.

Análisis: Las bebidas energéticas afectan el corazón

Para saber más, los investigadores hicieron un seguimiento de la actividad cardíaca de 34 voluntarios sanos que consumieron dos marcas populares de bebidas energéticas (o una bebida azucarada de placebo) en tres ocasiones distintas.

El objetivo era ver cómo las bebidas energéticas afectan a la presión arterial y a los cambios en el intervalo QT, que es el tiempo que tarda el corazón en recargarse entre latidos. Las bebidas energéticas probadas en el estudio contenían entre 152 y 160 miligramos de cafeína por lata, junto con otros ingredientes como taurina, glucuronolactona y vitaminas. La bebida placebo sólo contenía agua carbonatada, zumo de lima y aroma de cereza.

Efectos de bebidas energeticas
La cantidad total de cafeína en las bebidas energéticas puede no reflejarse con exactitud en la etiqueta.

Tras realizar un seguimiento del ritmo cardíaco y la presión arterial de los participantes durante cuatro horas, después de consumir las bebidas, los investigadores descubrieron que las dos bebidas energéticas aumentaban significativamente la presión arterial en comparación con la bebida placebo. Después de consumir las bebidas energéticas, el intervalo QT medio de los participantes era también 6-7 milisegundos mayor que después de consumir la bebida placebo.

Resultados

Lo que esto demuestra, según los autores, es que las bebidas energéticas probablemente tienen un impacto inmediato tanto en la presión arterial como en el ritmo cardíaco. Estos cambios podrían ser los responsables del aumento de los riesgos cardíacos derivados del consumo de bebidas energéticas.

Un intervalo QT largo puede indicar un trastorno, que causa ritmos cardíacos irregulares graves que aumentan el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. La hipertensión arterial, que afecta a casi la mitad de los adultos estadounidenses, es también un factor de riesgo conocido de enfermedad cardíaca y aumenta significativamente el riesgo de sufrir eventos cardíacos.

Por estas razones, los expertos instan a las personas con afecciones cardíacas e hipertensión arterial a tener precaución y limitar su consumo de bebidas energéticas. Los autores también animan a que se realicen más investigaciones para estudiar los efectos a largo plazo sobre la salud por el consumo habitual de bebidas energéticas y para ayudar a identificar los ingredientes que suponen un peligro para el corazón.

Consumo

Las bebidas energéticas son consumidas con frecuencia por atletas, guerreros de fin de semana, miembros del servicio militar, estudiantes universitarios y de secundaria. Se comercializan en gran medida para niños y adolescentes para aumentar el rendimiento, suelen tener altas concentraciones de cafeína y otros estimulantes que generan graves efectos secundarios.

La comunidad científica, los medios de comunicación, los gobiernos, los departamentos de atletismo y el público en general han expresado su preocupación por la seguridad de las bebidas energéticas, especialmente en el caso de las poblaciones vulnerables, entre ellas:

  • Menores de 18 años
  • Personas que no consumen cafeína o que son sensibles a ella.
  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Quienes toman estimulantes u otros medicamentos a base de cafeína.
  • Personas con enfermedades cardiovasculares u otras condiciones médicas comórbidas.

Ingredientes de las bebidas energéticas

Las bebidas energéticas tienen la particularidad de que su concentración de cafeína, es comparativamente mayor a la de otras bebidas, como los refrescos, que están sujetos a un límite impuesto por la FDA. Además, en comparación con los adultos, los adolescentes más jóvenes suelen tener una tolerancia limitada a la cafeína debido a su consumo poco frecuente.

Por lo tanto, los deportistas jóvenes están más expuestos a los efectos adversos, sobre todo cuando consumen grandes y rápidas dosis de cafeína presentes en las bebidas energéticas en combinación con la práctica de ejercicio físico al mismo tiempo.

La cafeína se absorbe rápida y completamente, alcanzando un pico de concentración aproximadamente entre 30 y 120 minutos después de la ingesta. Cuando se añade a las bebidas energéticas, la cafeína suele ser un alcaloide sintético y no un componente natural de las bebidas de origen vegetal, por ende, las evidencias confirman que las bebidas energéticas afectan el corazón.

Valora este Articulo:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
 

Deja un comentario