Dependencia emocional: ¿cuándo el apego es patológico?

0
2
Dependencia emocional: ¿cuándo el apego es patológico?

No debemos sentir que es tarde para tomar la decisión que nos puede cambiar nuestra vida por completo, merecemos tener y vivir en una relación libre, plena y sana. Para empezar, es necesario examinar tu relación de pareja y ver si padeces de dependencia emocional o apego patológico.

¿Qué significa ser codependiente? Dependencia emocional

No te relaciones desde una necesidad y una dependencia. Cuando te vas relacionando desde la dependencia, te consideras que tienes un vacío y esa otra persona la que sientes que te puede llenar.

Cuando estas relaciones obsesivas de apego existen en una persona, siempre están angustiados y preocupados por tratar de mantener esta relación, y olvidas los verdaderos momentos de plenitud y felicidad.

Si haces una evaluación de una relación de apego y dependencia emocional, siempre estarías sufriendo por ese apego o atención y esa continua carencia que sientes que la otra persona llena.

Aun si recibes cariño, atención, detalles, seguirás estando angustiado y no te darás cuenta de lo que tienes, ya que todo el tiempo andas pensando en lo que tienes que hacer para seguir recibiendo el amor.

Lo que prima en una relación que se basa desde la necesidad es el sufrimiento, y esto no debes de permitirlo porque te puedes hace daño.

Es de gran importancia y valor no confundir el amor profundo con el apego. Una relación sana es relacionarse desde el cariño, el deseo y la confianza. El compartir tiempo de calidad en una relación que debe basarse y fundamentarse desde lo recíproco y los dos se refuerzan en todos los aspectos positivamente.

Cómo diferenciar apego sano de la dependencia emocional

La característica más notoria de una persona con apego y dependencia emocional, es que cuando tiene una carencia de afecto o atención de la otra persona, siente que no puede hace nada con su vida.

Es allí donde surge la desesperación, el vacío, el abandono siempre esta inseguro esperando el apoyo continuo de su pareja.

Sentir apego o dependencia no es malo, lo malo es la forma como lo sientes o lo manifiestas creando situaciones extremas que por inseguridad puedes poner en riesgo la relación. Busca ayuda de ser necesario porque cuando se tiene una vida en común con una buena pareja que en realidad vale la pena.

Lo importante es mantener la relación y cuidarla. Ama y protege a tu pareja desde la plenitud y la confianza. Ten en cuenta que poco a poco debes de ir desapegándote de forma sana y positiva, amando en verdadera libertad sin condicionar tu bienestar a la presencia del otro.

Desapegarse significa entender que no se debe estar dispuesto a sacrificar tu bienestar, tu autonomía e independencia a ser esclavo de un poco de amor

Sería estupendo hacerse un planteamiento de qué recibes y que pierdes en tu relación. No permitas que este apego y dependencia puedan crear un vicio. Recuerda que solo tú tienes la voluntad de transformar tu realidad no olvides; que eres una persona valiosa.

Cómo superar la dependencia emocional con tu pareja

 Es importante que tengas algunos concejos para que superes tu dependencia emocional.

  • Compórtate como un adulto responsable.
  • Toma tus propias decisiones, ya es tiempo que comiences a empoderarte.
  • Incorpora la aceptación en tu vida, abraza la incertidumbre.
  • Se constante y paciente contigo mismo, recuerda que los cambios requieres perseverancia.

Sana tu corazón, fortalece tu autoestima, reprograma tu mente y transforma tu vida.

Claves para evitar la dependencia emocional. Silvia Congost, psicóloga

Valora este Articulo:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
 

Deja un comentario