¿Cómo se diagnostica el herpes? ¿Es normal?

0
2
Cómo se diagnostica el herpes Es normal
Las llagas aparecen en el lugar donde la infección entró en tu cuerpo.

El herpes genital es una infección común de transmisión sexual causada por el virus del herpes simple (VHS). El contacto sexual es la principal forma de contagio. Tras la infección inicial, permanece latente en el cuerpo y puede reactivarse varias veces al año, así que quizás quieras saber ¿cómo se diagnostica el herpes? ¿Es normal?

El herpes genital puede causar dolor, picor y llagas en la zona genital. Sin embargo, es posible que no presentes signos o síntomas. Si estás infectado, puede ser contagioso aunque no tengas llagas visibles. Actualmente, no hay una cura, pero los medicamentos pueden aliviar los síntomas y reducir el riesgo de infectar a otros.

¿Cómo se diagnostica el herpes? ¿Es normal?

Por lo general, tu médico puede diagnosticar el herpes genital basándose en un examen físico y en los resultados de ciertas pruebas de laboratorio.

Cultivo viral

Esta prueba consiste en tomar una muestra de tejido o un raspado de las llagas para su examen en el laboratorio.

Prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR)

La PCR se utiliza para copiar el ADN de una muestra de sangre, tejido de una llaga o líquido cefalorraquídeo. A continuación, el ADN puede analizarse para establecer la presencia del VHS y determinar qué tipo de VHS tiene.

Prueba de sangre

Esta prueba analiza una muestra de tu sangre para detectar la presencia de anticuerpos contra el VHS, con el fin de comprobar una infección herpética pasada.

Durante un brote inicial, puedes presentar signos y síntomas similares a los de la gripe, como inflamación de los ganglios linfáticos de la ingle, dolor de cabeza, dolores musculares y fiebre.

Tratamiento

No hay cura para el herpes genital. El tratamiento con medicamentos antivirales recetados puede:

  • Ayudar a que las llagas se curen antes durante un brote inicial.
  • Disminuir la gravedad y la duración de los síntomas en los brotes recurrentes.
  • Reducir la frecuencia de las recaídas.
  • Minimizar la posibilidad de transmitir el virus del herpes a otra persona.

Los medicamentos antivirales utilizados para el herpes genital incluyen:

  • Aciclovir (Zovirax).
  • Valaciclovir (Valtrex).

Tu médico puede recomendarte que tomes el medicamento sólo cuando tengas síntomas de un brote o que tomes un determinado medicamento a diario, incluso cuando no tengas signos de un brote. Estos medicamentos suelen ser bien tolerados, con pocos efectos secundarios.

Cómo hacer frente a la enfermedad y el apoyo

¿Cómo se diagnostica el herpes? ¿Es normal? Descubrir que se tiene un herpes genital puede causar vergüenza, pena e ira, entre otras emociones. Puedes sospechar o estar resentido con tu pareja si crees que te ha «contagiado» la infección. O puedes temer el rechazo de tu pareja actual o de futuras parejas.

Lo que sientes es normal. A continuación, encontrarás formas saludables de afrontar el hecho de tener herpes genital:

Comunícate con tu pareja

Se abierto(a) y honesto(a)  sobre tus sentimientos. Confía en tu pareja y cree lo que te dice. No atribuyas la culpa. El herpes genital puede permanecer latente en el cuerpo durante años, por lo que a menudo es difícil determinar cuándo te infectaste.

Infórmate

Habla con tu médico o con un consejero para aprender a vivir con la enfermedad y minimizar las posibilidades de infectar a otros. Infórmate sobre las opciones de tratamiento y cómo controlar los brotes.

Únete a un grupo de apoyo

Busca un grupo en tu zona o en Internet para poder hablar de tus sentimientos y aprender de las experiencias de los demás.

Preparación para tu cita

Si crees que tienes herpes genital u otra infección de transmisión sexual, pide cita para ver a tu médico de cabecera o ginecólogo.

Lo que puedes hacer

Antes de tu cita, puedes anotar las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son tus síntomas? ¿Cuándo empezaron?
  • ¿Tienes una nueva pareja sexual o varias parejas?
  • ¿Te han diagnosticado alguna vez una infección de transmisión sexual?
  • ¿Utilizas regularmente preservativos?
  • ¿Qué medicamentos o suplementos tomas regularmente?

Algunas preguntas básicas que debes hacer a tu médico son:

  • ¿Qué pruebas necesito?
  • ¿Debo hacerme pruebas de otras infecciones de transmisión sexual?
  • ¿Debe hacerse la prueba mi pareja?
  • ¿Debo abstenerme de tener relaciones sexuales durante el tratamiento?
  • ¿Cómo puedo evitar infectar a mi pareja?

Qué puedes esperar de tu médico

Es probable que tu médico te haga una serie de preguntas, como por ejemplo:

  • ¿Tienes dolor pélvico?
  • ¿Tienes dolor al orinar?
  • ¿Tienes llagas o un flujo inusual?

La mayoría de las personas infectadas por el VHS no saben que lo tienen porque no presentan ningún signo o síntoma o porque sus signos y síntomas son muy leves. Cuando se presentan, pueden comenzar entre 2 y 12 días después de la exposición al virus.

Síntomas

Si experimentas síntomas de herpes genital, éstos pueden incluir:

Dolor o picor

Puedes experimentar dolor y sensibilidad en la zona genital hasta que la infección desaparezca.

Pequeñas protuberancias rojas o pequeñas ampollas blancas

Pueden aparecer entre unos días y unas semanas después de la infección.

Úlceras

Pueden formarse cuando las ampollas se rompen o sangran. Las úlceras pueden provocar dolor al orinar.

Costras

La piel formará costras a medida que las úlceras cicatricen.

Infecciones de transmisión sexual víricas

Las ITS víricas más frecuentes son el herpes genital y el molluscum contagiosum, según explican en el siguiente video.

Valora este Articulo:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
 

Deja un comentario