Cómo el bótox puede aliviar tu dolor

0
1
Como el botox puede aliviar tu dolor
La terapia con bótox es un tratamiento ideal para el control del dolor en caso de espasmos musculares.

Si no has oído hablar del bótox como calmante del dolor, quizás te sorprenda saber que este popular tratamiento para las arrugas también tiene aplicaciones para el dolor crónico. El tratamiento consiste en inyecciones de toxina botulínica, una neurotoxina producida por diversas bacterias: así es como el bótox puede aliviar tu dolor.

La toxina botulínica inhibe la unión del neurotransmisor acetilcolina, provocando una parálisis flácida en una zona localizada. Además de inducir la parálisis muscular, la toxina botulínica también interfiere en la actividad normal de las vías neuronales.

En su estado natural, la toxina botulínica es uno de los venenos más potentes conocidos por la humanidad.  Sin embargo, si se maneja adecuadamente, esta toxina ha demostrado ser eficaz para muchas condiciones de salud, incluyendo:

Espasmos de los párpados.

Espasmos de los músculos del cuello y de los hombros.

Sudoración excesiva.

Espasticidad de las extremidades superiores después de un accidente cerebrovascular.

Vejiga hiperactiva.

Arrugas faciales.

botox
Más allá de fines estéticos, la eficacia de la terapia con bótox es una noticia especialmente buena para las personas que sufren dolor neuropático.

¿Cómo el bótox puede aliviar el dolor?

La capacidad de la toxina botulínica de inhibir las transmisiones neuronales la ha convertido en un valioso tratamiento del dolor para afecciones como las migrañas, el síndrome miofascial, la artritis y el dolor neuropático. El sistema nervioso necesita acetilcolina para controlar los músculos que rigen actividades como la respiración y el movimiento.

Este neurotransmisor es la principal vía de comunicación entre los nervios y los músculos. La toxina botulínica actúa en al menos cuatro puntos de la unión neuromuscular, impidiendo la transmisión de la acetilcolina a los receptores de los músculos.  Esto induce la relajación y la parálisis muscular.

¿Cuál es el efecto del bótox en los músculos?

Los efectos del bótox en los músculos lo convierten en uno de los tratamientos más potentes para el control del dolor crónico relacionado con los espasmos musculares.  Al paralizar los músculos hiperactivos, el bótox es capaz de aliviar la tensión y el dolor.

Cómo funciona la terapia con bótox

Existen otras aplicaciones potenciales de la toxina botulínica para el dolor.  Investigadores del Reino Unido informan que la inyección de toxina botulínica en la columna vertebral de los ratones bloquea la transmisión de las señales de dolor.  Tras una única inyección, los sujetos de prueba mostraron un comportamiento sin dolor durante un mes. Sin embargo, esta aplicación aún no ha obtenido la aprobación para su uso en humanos.

El proceso real de preparación y administración de una terapia de bótox es relativamente sencillo.  Implica los siguientes pasos:

La toxina botulínica se obtiene de un cultivo de la bacteria clostridium botulinum.

La toxina deseada se purifica y diluye para su uso clínico.

Sin anestesia, la toxina botulínica se inyecta en la zona que se quiere afectar.

Riesgos asociados a la terapia de bótox

La terapia puede tardar hasta siete días en hacer efecto.  Los efectos de la terapia de bótox suelen durar de cuatro a seis meses, momento en el que se puede repetir la terapia.

Aunque el bótox ha sido utilizado por los médicos durante más de una década, no está exento de efectos secundarios potencialmente graves. Hay que tener en cuenta que la toxina botulínica es un veneno muy potente, y que la cantidad utilizada para los tratamientos de control del dolor es mayor que la utilizada en los tratamientos cosméticos.

Antes de elegir la terapia con bótox para su dolor crónico, debe tener en cuenta lo siguiente:

Bótox para las migrañas

Uno de los tratamientos para el control del dolor más importantes en los que se utiliza el bótox es para las migrañas. De hecho, esta terapia es el único tratamiento aprobado por la FDA para las personas que experimentan 15 o más migrañas al mes.

Los estudios demuestran que quienes se sometieron al tratamiento tuvieron menos migrañas y otros tipos de dolores de cabeza. En algunos casos, el número total de días de dolor de cabeza se redujo a la mitad. Los efectos secundarios más comunes de este tratamiento son náuseas, hematomas, indigestión y debilidad muscular.

Advertencias

En algunos casos raros, se sabe que la toxina botulínica se extiende más allá del lugar de la inyección, lo que provoca graves complicaciones de salud, como:

Problemas de visión.

Dificultad para hablar o tragar.

Problemas respiratorios.

Problemas de control de la vejiga.

Si estás embarazada o en período de lactancia, no debes someterte a este procedimiento por el riesgo de contagio de la toxina al niño. Una pequeña parte de las personas son alérgicas a la toxina botulínica y pueden experimentar reacciones de leves a graves, e incluso mortales.

Vigila de cerca cualquier síntoma después de una inyección y avisa a tu médico si aparece alguna reacción poco común. Habla con tu médico sobre el uso de bótox para el tratamiento del dolor.  Si es relativamente inexperto, pide que te remita a un médico con conocimientos más específicos.

Los investigadores médicos creen que el bótox interfiere en las vías neuronales de la cabeza y el cuello que inician las migrañas.  Esta interferencia impide que se inicien las migrañas. Pueden ser necesarias una o dos sesiones de hasta 30 o 40 inyecciones cada una antes de que se observe alguna mejora. Así, es como el bótox puede aliviar tu dolor.

Valora este Articulo:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
 

Deja un comentario