¿Son normales los calambres en el embarazo?

0
1
calambres en el embarazo
Las contracciones o calambres después de las 37-40 semanas pueden ser una señal de parto.

Es totalmente comprensible que te preocupes por el dolor de estómago y que te inquiete que sea un signo de aborto. Pero los dolores de estómago o los calambres son habituales en el embarazo y, por lo general, no hay de qué preocuparse.

Al principio suelen ser leves (durante las primeras 12 semanas) y son causados por la expansión del útero, el estiramiento de los ligamentos a medida que crece la barriga, el estreñimiento hormonal o simplemente por gases.

A veces se siente como una «puntada» o un leve dolor menstrual. Si el dolor es leve y desaparece cuando cambias de posición, descansas, vas al baño o expulsas gases, probablemente no hay razón para angustiarse. También puedes sentir ligeras molestias o calambres similares a los de la menstruación al final del embarazo, pero si tienes dudas, ten a la mano el número de tu matrona o médico tratante.

calambres
La mayoría de los dolores y calambres de estómago durante el embarazo no son motivo para preocuparse.

¿Cuándo debo informar del dolor de estómago en el embarazo?

El dolor de estómago puede ser muy preocupante para las mujeres embarazadas. Puede hacerte temer lo peor, como un aborto espontáneo. Es importante hacer caso a tus propios instintos. Si estás preocupada por cualquier dolor que tengas, o simplemente sientes que algo va mal, ponte en contacto con tu matrona. No te preocupes por hacer perder el tiempo a nadie. Siempre es mejor un chequeo médico.

Si tienes un dolor de estómago persistente (un dolor que no desaparece) o calambres, o si el dolor aparece de repente, debes ser examinada por un médico o una matrona al instante.

 ¿A qué dolor de estómago y calambres debo prestar atención durante el embarazo?

La mayoría de los dolores y calambres de estómago durante el embarazo no son graves. Pero hay algunos síntomas que debes conocer, ya que pueden ser un signo de algo más. Si sientes alguno de los siguientes dolores, aunque no tengas ninguno de los otros síntomas mencionados, llama inmediatamente a tu doctor.

Dolor intenso en un lado del bajo vientre, al principio del embarazo.

Este dolor podría ser un signo de un embarazo ectópico. Otros síntomas incluyen:

Sangrado.

Dolor en la punta del hombro.

Secreción marrón.

Sensación de desmayo o mareo.

Molestias al defecar u orinar.

Calambres intensos en el estómago, con o sin sangrado, que duran varias horas.

Esto podría ser un signo de aborto espontáneo o desprendimiento de la placenta.

Contracciones o calambres dolorosos regulares, antes de la semana 37.

Esto podría ser un signo de parto prematuro, especialmente si también tienes un goteo lento de líquido transparente o rosado, o un aumento del flujo vaginal, seguido de un dolor de espalda poco habitual en ti, calambres como fuertes dolores menstruales o una sensación de presión en la parte más baja del estómago (pelvis).

Dolor intenso en el estómago que no desaparece.

Este dolor puede ser un signo de desprendimiento de la placenta. Otros síntomas pueden ser: sensibilidad al presionar el estómago o dolor de espalda con o sin sangrado.

Dolor en la parte superior del estómago.

El dolor justo debajo de las costillas es habitual en las últimas etapas del embarazo, ya que el bebé está creciendo y el útero empuja hacia arriba, por debajo de las costillas. Pero si este dolor es intenso o persistente, sobre todo en el lado derecho, puede ser un signo de preeclampsia. Otros síntomas pueden ser:

Un aumento repentino de la hinchazón en la cara, las manos o los pies.

Un dolor de cabeza muy fuerte o un dolor de cabeza sordo que no desaparece.

Problemas de visión, como visión borrosa o luces intermitentes.

Vómitos o malestar general.

La preeclampsia suele aparecer en la segunda mitad del embarazo (a partir de las 20 semanas).

Dolor en la parte baja del estómago o dolor sordo de espalda.

Llama a tu matrona si tienes este dolor y uno o más de los siguientes:

Dolor o molestias al orinar.

Necesidad de orinar con frecuencia (por sí solo, es habitual en un embarazo normal).

Temperatura elevada (más de 37,5 °C).

Orina con mal olor, turbia o con sangre.

Sensación de malestar (náuseas) y vómitos.

Estos son los síntomas de una infección urinaria. No es una urgencia, pero debe tratarse lo antes posible.

¿Qué otro tipo de dolor de estómago debo esperar?

Contracciones de Braxton Hicks

Las contracciones de Braxton Hicks son una señal de que los músculos del útero se están tensando. Pueden producirse a partir de la semana 16, pero son más frecuentes en las últimas etapas del embarazo. Las contracciones de Braxton Hicks son:

Irregulares (con un intervalo de más de 10 minutos).

De corta duración.

Incómodas más que dolorosas.

No es necesario que salgas de emergencia a menos que las contracciones se vuelvan dolorosas y regulares (con un intervalo de menos de 10 minutos). Las contracciones o calambres después de las 37-40 semanas pueden ser un signo de las primeras fases del parto. Esto se llama fase latente del parto.

Valora este Articulo:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
 

Deja un comentario