Asperger: ¿Es normal?

0
1
Asperger Es normal
Con el tratamiento adecuado, tu hijo puede aprender a controlar algunos de los problemas sociales.

Cuando conoces a una persona con síndrome de Asperger, te das cuenta enseguida de dos cosas. Son tan inteligentes como los demás, pero tienen más problemas con las habilidades sociales. También tienden a centrarse de forma obsesiva en un tema o a realizar los mismos comportamientos una y otra vez.

Los médicos solían pensar en el Asperger como una condición independiente. Pero en 2013, la última edición del libro estándar que utilizan los expertos en salud mental, llamado Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), cambió su clasificación.

Hoy en día, el síndrome de Asperger ya no es técnicamente un diagnóstico por sí mismo. Ahora forma parte de una categoría más amplia denominada trastorno del espectro autista (TEA). Este grupo de trastornos relacionados comparte algunos síntomas. Aun así, mucha gente sigue utilizando el término Asperger.

Asperger
No hay ningún medicamento aprobado por la FDA que trate específicamente el Asperger.

Asperger: ¿Es normal?

Se trata de lo que los médicos llaman un tipo de TEA «de alto funcionamiento». Esto significa que los síntomas son menos graves que los de otros tipos de trastornos del espectro autista.

El DSM-5 también incluye un nuevo diagnóstico, denominado trastorno de la comunicación social pragmática, que tiene algunos síntomas que se solapan con el Asperger. Los médicos lo utilizan para describir a las personas que tienen problemas para hablar y escribir, pero tienen una inteligencia normal.

Síntomas

Empiezan pronto en la vida. Si eres padre o madre de un niño que lo padece, puede que notes que establece contacto visual. También puedes notar que tu hijo se siente incómodo en situaciones sociales y no sabe qué decir o cómo responder cuando alguien le habla.

Es posible que no perciba señales sociales que son obvias para otras personas, como el lenguaje corporal o las expresiones de la cara de la gente. Por ejemplo, puede no darse cuenta de que cuando alguien se cruza de brazos y frunce el ceño, está enfadado.

Otra señal es que tu hijo puede mostrar pocas emociones. Puede que no sonría cuando está contento o se ría de un chiste. O puede hablar de forma plana y robótica.

Si tu hijo tiene Asperger, es posible que hable de sí mismo la mayor parte del tiempo y se centre con mucha intensidad en un solo tema, como las piedras o las estadísticas de fútbol. Y es posible que repita mucho, sobre todo un tema que le interese. También pueden hacer los mismos movimientos una y otra vez.

También es posible que no les gusten los cambios. Por ejemplo, pueden desayunar siempre lo mismo o tener problemas para pasar de una clase a otra durante la jornada escolar.

Cómo obtener un diagnóstico

Si notas signos en tu hijo, acude a tu pediatra. Ellos pueden remitirte a un experto en salud mental especializado en TEA, como uno de estos:

  • Psicólogo: Diagnostican y tratan los problemas emocionales y de conducta.
  • Neurólogo pediátrico: Tratan las afecciones del cerebro.
  • Pediatra del desarrollo: Se especializa en problemas de habla y lenguaje y otros problemas de desarrollo.
  • Psiquiatra: Son expertos en problemas de salud mental y pueden recetar medicamentos para tratarlos.

La enfermedad suele tratarse con un enfoque de equipo. Eso significa que puedes ver a más de un médico para el cuidado de tu hijo. El médico te hará preguntas sobre el comportamiento de tu hijo, como por ejemplo:

  • ¿Qué síntomas tiene y cuándo los notó por primera vez?
  • ¿Cuándo aprendió a hablar su hijo y cómo se comunica?
  • ¿Se concentra en alguna materia o actividad?
  • ¿Tiene amigos y cómo se relaciona con los demás?

Luego observarán a tu hijo en diferentes situaciones para ver de primera mano cómo se comunica y se comporta.

Tratamiento

Muchos padres se preguntan en consulta Asperger: ¿Es normal? Cada niño es diferente, por lo que no existe un enfoque único para todos. Es posible que el médico tenga que probar varias terapias para encontrar una que funcione. Los tratamientos pueden incluir:

Entrenamiento en habilidades sociales

En grupos o sesiones individuales, los terapeutas enseñan a tu hijo a interactuar con los demás y a expresarse de forma más adecuada. Las habilidades sociales suelen aprenderse mejor siguiendo el modelo del comportamiento típico.

Terapia del lenguaje

Ayuda a mejorar las habilidades comunicativas de tu hijo. Por ejemplo, aprenderá a utilizar un patrón normal de subida y bajada al hablar en lugar de un tono plano. También aprenderá a mantener una conversación bidireccional y a entender las señales sociales, como los gestos con las manos y el contacto visual.

Terapia cognitivo-conductual (TCC)

Ayuda a tu hijo a cambiar su forma de pensar, para que pueda controlar mejor sus emociones y comportamientos repetitivos. Podrá controlar cosas como los arrebatos, las crisis y las obsesiones.

Educación y formación de los padres

Aprenderás muchas de las mismas técnicas que se le enseñan a tu hijo para que puedas trabajar las habilidades sociales con él en casa. Algunas familias también acuden a un consejero para que les ayude a afrontar los retos que supone vivir con alguien con Asperger.

Señales de Asperger en niños

A continuación, los expertos explican cuáles son los comportamientos más comunes de los niños diagnosticados con Asperger.

Valora este Articulo:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Delva Guerrero .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios http://www.banahosting.com/es/politicas-privacidad.shtml.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.