Alivio natural del dolor de la artritis

0
1
La curcumina tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

La artritis se refiere a una serie de condiciones que implican dolor e inflamación en las articulaciones. Es una enfermedad degenerativa, lo que significa que los síntomas tienden a empeorar con el tiempo, pero en otros casos, se manifiesta como un tipo de artritis autoinmune con síntomas extraarticulares asociados, caracterizada por brotes inflamatorios y un curso clínico crónico. En cualquiera de estos dos casos, es oportuno que conozcas el alivio natural del dolor de la artritis.

Estos dos tipos de artritis son la osteoartritis (OA) y la artritis reumatoide (AR). La OA se produce principalmente cuando el desgaste del cartílago hace que los huesos se rocen, lo que provoca fricción, daños e inflamación. La AR es una enfermedad sistémica que desencadena síntomas en todo el cuerpo. Es una enfermedad autoinmune y se produce cuando el sistema inmunitario ataca por error el tejido articular sano.

Alivio natural del dolor de la artritis

Los médicos pueden recetar medicamentos para aliviar el dolor de la artritis, pero también suelen recomendar métodos naturales. Recuerda hablar con tu médico antes de probar cualquier remedio para la artritis, ya sea con medicamentos o no.

artritis
Los masajes pueden proporcionar una sensación de bienestar general.

1. Controla tu peso

Tu peso puede tener un gran impacto en los síntomas de la artritis. El exceso de peso ejerce más presión sobre las articulaciones, especialmente sobre las rodillas, las caderas y los pies. Las directrices del Colegio Americano de Reumatología y de la Fundación para la Artritis (ACR/AF) recomiendan encarecidamente perder peso si tiene OA y sobrepeso.

Tu médico puede ayudarte a establecer un peso objetivo y a diseñar un programa que te ayude a alcanzarlo. La reducción de la tensión en las articulaciones mediante la pérdida de peso puede ayudar a:

  • Mejorar su movilidad.
  • Reducir el dolor.
  • Prevenir futuros daños en tus articulaciones.

2. Hacer suficiente ejercicio

Si tienes artritis, el ejercicio puede ayudarte a:

  • Controlar tu peso
  • Mantener la flexibilidad de las articulaciones.
  • Fortalecer los músculos que rodean las articulaciones, lo que ofrece más apoyo.

Las directrices actuales recomiendan encarecidamente iniciar un programa de ejercicio adecuado. Hacer ejercicio con un entrenador u otra persona puede ser especialmente beneficioso, ya que incrementa la motivación. Algunas buenas opciones, son los ejercicios de bajo impacto, como

  • Caminar.
  • Montar en bicicleta.
  • Tai chi.
  • Actividades acuáticas.
  • Nadar.

3. Utilizar la terapia de frío y calor

Los tratamientos de frío y calor pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de la artritis. Los tratamientos con calor pueden incluir una larga ducha o baño caliente por la mañana para ayudar a aliviar la rigidez y el uso de una manta eléctrica o una almohadilla térmica húmeda para reducir las molestias durante la noche.

Los tratamientos con frío pueden ayudar a aliviar el dolor, la hinchazón y la inflamación de las articulaciones. Envuelve una bolsa de hielo, de gel o una bolsa de verduras congeladas en una toalla y aplíquela sobre las articulaciones doloridas para obtener un alivio rápido. Nunca aplique el hielo directamente sobre la piel.

La capsaicina, que proviene de los pimientos, es un componente de algunas pomadas y cremas tópicas que se pueden comprar sin receta. Estos productos proporcionan calor que puede aliviar el dolor articular.

4. Prueba la acupuntura

La acupuntura es un antiguo tratamiento médico chino que consiste en insertar finas agujas en puntos específicos del cuerpo. Los profesionales dicen que funciona desviando las energías y restableciendo el equilibrio del cuerpo. La acupuntura puede reducir el dolor de la artritis y se recomienda de forma condicional.

Aunque no hay suficientes pruebas para confirmar sus beneficios, el riesgo de daño se considera bajo. Asegúrate de encontrar un acupuntor autorizado y certificado para llevar a cabo este tratamiento.

5. Utilizar la meditación para afrontar el dolor

La meditación y las técnicas de relajación pueden ayudar a reducir el dolor de la artritis al disminuir el estrés y permitirte afrontarlo mejor. Reducir el estrés también puede ayudar a disminuir la inflamación y el dolor. El ACR/AF recomienda el tai chi y el yoga. Éstos combinan técnicas de meditación, relajación y respiración con ejercicios de bajo impacto.

Según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), los estudios han descubierto que la práctica de la meditación de atención plena es útil para algunas personas con AR. La ansiedad, el estrés y la depresión son complicaciones comunes de las enfermedades que implican dolor crónico, como la artritis.

6. Sigue una dieta saludable

Una dieta rica en frutas frescas, verduras y alimentos integrales puede ayudar a reforzar el sistema inmunitario y la salud en general. Existen pruebas de que las elecciones dietéticas pueden afectar a las personas con AR y OA. Una dieta basada en plantas proporciona antioxidantes, que pueden ayudar a reducir la inflamación al eliminar los radicales libres del cuerpo.

Por otro lado, una dieta rica en carne roja, alimentos procesados, grasas saturadas, azúcar y sal añadidos puede agravar la inflamación, que es una característica de la artritis. Estos alimentos también pueden contribuir a otras condiciones de salud, como la obesidad, el colesterol alto, la presión arterial alta, las enfermedades del corazón y demás complicaciones, por lo que probablemente no sean beneficiosos para las personas con artritis.

Las directrices actuales sobre la osteoartritis no recomiendan tomar suplementos de vitamina D o aceite de pescado como tratamiento, pero el consumo de alimentos que contienen estos nutrientes, junto al alivio natural del dolor de la artritis y una dieta equilibrada puede contribuir al bienestar general.

Valora este Articulo:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
 

Deja un comentario